Contempo: Attack on Titan (Shingeki no Kyojin)

Attack on Titan (Shingeki no Kyojin)

Por fin se estrenó el anime Attack on Titan, y como varios dicen, es el estreno del año. Cuidado por aquí, tiro spoilers por todos lados...

Desde que se publicó el primer trailer sobre el anime de Attack on Titan (Shingeki no Kyojin), me tentó y comencé a leer el manga. El manga es una delicia aclamada, plena violencia, gore, sangre por montones, misterio, preguntas y más preguntas, con tonos de venganza y sobrevivencia humana. Es la misma crema, y por eso pensé "mmm quizá el anime no llega al nivel del manga". Pero parece que podría superarlo, en serio.

Comienzo épico


El fin de semana se estrenó el primer capítulo, y gracias al fansub de turno pude ver el capítulo en glorioso HD. Primero te tiran toda la carne a la parrilla, una pequeña previa en plena acción de un escuadrón cazando a un titán, un ser con apariencia humana pero gigante. Utilizan su equipo de cuerdas y espadas para moverse a través de los árboles y cazar a estos seres. Y todo con mucha presión y rapidez, quedé wow, pero espera, inmediatamente parte el tremendo opening interpretado por Linked Horizon, realmente épico.

El opening épico termina y luego entran los dos jovenes protagonistas, Eren y la hábil Mikasa (leve enamoramiento que tengo desde el manga). Eren tiene ese propósito de descubrimiento y justicia por saber que hay afuera, debido a que los pocos seres humanos que quedan vivos tienen que estar atrapados entre murallas gigantes, y Mikasa las hace todas, protege y cuida al joven Eren, suertudo. Y bueno, de ahí vuelve a aparecer el escuadrón del principio pero ahora todos medios muertos y algunos mutilados, se siente un aire tenso y el olor a sangre en el pequeño pueblo. A pesar de esa trágica vista, Eren tiene la idea de unirse al escuadrón de reconocimiento, el mismo que había sido atacado, está loco lo sé. Luego en casa la mamá le dice que no y que esto y que lo otro, pero en esa escena aparece el papá preguntando el por qué y que ahí vería eso y se va, la paternidad le dura poco y no aparece más (lo que sabe el papá es clave en lo que resta de serie). Eren medio cabreado se va a dar unas vueltas con Mikasa por el pueblo y aparece un amigo, hablan sobre salir y saber que hay afuera y de repente... ¡pah!

Una explosión se escucha en la muralla gigante, empieza a aparecer humo y se asoma la cabeza de un titán de más de 50 metros (las murallas miden eso), le pega una patada a la muralla y por el hoyo que dejó comienzan a entrar los titanes más pequeños. Aquí es pura euforia, rocas volando, gente muerta y titanes comiendo humanos como si fuesen cuchuflis (esos tubitos rellenos con manjar). Eren sale corriendo a su casa pero cuando llega está destruida, le grita a la mamá y la encuentra atrapada en los restos, no la pueden sacar y se asoma un titán, pero en ese momento llega un ayudante de uno de los escuadrones y se los lleva corriendo, el muy miedoso no se la pudo para pelear con un titán solo. Pero a segundos de terminar el capítulo, mientras Eren y Mikasa se alejan, se ve a lo lejos también el titán que se acercaba, con la mamá de Eren en las manos y comiéndosela a trozos, brígido.

Adaptación tipo manga


La animación, diseño de personajes y dirección estuvo 100% con la visión del manga, la música, la tensión y historia te dejan contento de ver buen anime. Crudo anime. Recomendado para todos los que quieran aplicar Attack on Titan, además creo que se harán como 24 capítulos, y recordar también que el manga es mensual y tiene como 40 páginas por capítulo. Gracias a Wit Studio y Production I.G por traernos esta genialidad.