Contempo: Probando KeePass

Probando KeePass

Le puse fin a la agonía de recordar múltiples contraseñas, gracias a KeePass.

Hay demasiados sitios donde uno inicia sesión que ni siquiera están cifrados, o utilizan cifrados antiguos como SHA-1, y ni pensar como almacenan las contraseñas. Debido a eso hay que crear múltiples contraseñas que terminan siendo cortas e inseguras. Hay servicios que almacenan contraseñas en linea, pero depender de un servidor externo que pueda desconectarse o perder todo sin estar en control, es inestable. Así que le dejé a KeePass el trabajo pesado bajo mi supervisión.

Una contraseña, tu bóveda


KeePass es como una bóveda en tu casa, mantiene tus contraseñas guardadas bajo tu control, y solo necesitas una contraseña única para abrir todas (que sea una contraseña muy larga de al menos 21 caracteres). KeePass es multiplataforma, lo puedes usar en escritorio y móviles.

Contraseñas portátiles


Todas las contraseñas se mantienen cifradas/encriptadas en un "archivo.kdbx", que luego puedes copiar para tener un respaldo en móviles o escritorios. El archivo se puede leer usando KeePass2 (Ubuntu, elementary OS), KeePassX (OS X), KeePassMob (Android), MiniKeePass (iOS), y otros clientes. El archivo utiliza cifrado AES 256-Bit.

Contraseñas más largas


En el escritorio se pueden autogenerar contraseñas según el largo que uno quiera bajo las especificaciones que uno indique, entre más larga mejor. Recomiendo más de 21 o hasta 32 caracteres, o más. También se pueden autogenerar contraseñas largas solo al crear una entrada nueva.

Copiado temporal de contraseñas


Al copiar una contraseña (click derecho sobre la entrada en escritorio o en Editar en móviles), tienes un tiempo limitado de 12 segundos en escritorio para pegarla, luego de eso se borrará la copia en memoria. En móviles puedes hacer lo mismo, pero asegúrate de tener habilitado el borrado de memoria al copiar en opciones. No queremos que la copia quede en memoria por seguridad.